Dermatología

Somos especialistas en dermatología

Dermatitis Herpetiforme, enfermedad celiaca

Nuestra dermatóloga la Dra. Paloma Borregón es especialista en este campo a nivel internacional. Realizó su tesis doctoral sobre estas enfermedades y dedica parte de su tiempo a seguir investigando y colaborando en beneficio de la enfermedad celiaca.

Es una enfermedad crónica que se incluye dentro de las enfermedades ampollares autoinmunes. Se considera que es la manifestación a nivel de la piel de la intolerancia al gluten o enfermedad celiaca. Sólo un bajo porcentaje de los celiacos desarrollan esta enfermedad.

Suelen comenzar en la tercera década de la vida. La causa de la enfermedad es  desconocida, aunque los pacientes tienen anticuerpos en sangre contra una proteína localizada en la piel, la transglutaminasa epidérmica.

Clínicamente presentan una erupción cutánea con la formación de vesículas o pápulas eritematosas que producen mucho picor. Se localizan principalmente en codos, rodillas y glúteos, si bien pueden afectar a otras regiones, como el cuero cabelludo.

Aunque todos los pacientes con DH son intolerantes al gluten, la mayoría no van a presentar ningún síntoma digestivo. Los pacientes con DH tienen mayor riesgo de tener otras enfermedades de tipo autoinmune.

Para el diagnóstico es indispensable la realización de dos biopsias cutáneas, una de ellas para inmunofluorescencia directa, y una analítica general que nos descarte déficit de nutrientes y búsqueda de anticuerpos de enfermedad celiaca.

El tratamiento principal es realizar una dieta libre de gluten. Éste se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno, mientras que no lo contienen el arroz ni el maíz.

Hasta que la dieta hace efecto (1-2 años) se prescribe dapsona por vía oral , que reduce el picor y las lesiones en piel. En los pacientes que presenten escasas lesiones cutáneas y prurito, podrá optarse por como alternativa por tratar los síntomas con cremas de corticoides y antihistamínicos orales, sin necesidad de administrar dapsona.

Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es el exceso de sudoración. Esta patología es bastante frecuente, afecta tanto a hombres como a mujeres y puede afectar mucho a la calidad de vida de las personas que sufren este problema, tanto, que en ocasiones se limitan las actividades sociales.

La hiperhidrosis puede ser generalizada, cuando afecta a todo el cuerpo, o puede ser localizada, afectando exclusivamente a algunas partes concretas del cuerpo, como las manos, las axilas o los pies.

El exceso de sudor la mayoría de las veces se produce por una temperatura excesiva o por nerviosismo. En algunas ocasiones la hiperhidrosis se produce en momentos puntuales de la vida como el embarazo o la menopausia.

La mayoría de las veces la hiperhidrosis no tiene una causa conocida, esto se conoce como hiperhidrosis primaria, la cual suele cesar durante las horas de sueño. Sin embargo, en otras ocasiones, la hiperhidrosis puede ser un síntoma de enfermedades subyacentes como por ejemplo hipertiroidismo, obesidad, alcoholismo, linfomas o problemas neurológicos.

El tratamiento de la hiperhidrosis varía según la causa ( si hay una enfermedad subyacente es importante diagnosticarla y tratarla) y según si es localizada o generalizada.

Para más información sobre los tratamientos del exceso de sudoración, consulta con nuestros expertos.