Eliminación de varices

La calidad de vida mejora tras la eliminación de varices

Las varices son dilataciones que aparecen en las venas por degeneración de sus válvulas. Esto produce una reducción en el retorno de la sangre hacia el corazón y el acumulo en ellas por acción de la gravedad.

Ello conlleva a la aparición de un molesto efecto estético. Además, produce síntomas como pesadez, cansancio, hormigueo, picor e incluso dolor. Esto puede afectar a la calidad de vida de los pacientes de forma leve a importante según la severidad del trastorno.

Secundariamente a esta patología pueden aparecer complicaciones asociadas, como manchas en la piel, tromboflebitis, úlceras venosas e incluso embolismos sobre todo pulmonares.

Antes de iniciar un tratamiento es fundamental realizar una correcta anamnesis del paciente, visualización directa de las lesiones superficiales y un mapeo del sistema venoso para conocer la gravedad y  extensión de la enfermedad. Para ello se realiza un Doppler vascular o un Eco Doppler de forma que podamos elegir el tratamiento a estrategia adecuados.

Tratamiento contra las varices: láser vascular y escleroterapia

Debemos actuar sobre aquellos factores que inciden en su aparición y, en consecuencia , orientar al paciente, recomendando que evite el reposo, así como estar sentado o de pie en periodos de tiempo prolongados, que camine o haga algún tipo de ejercicio físico, se mantenga en niveles de peso adecuados y evite ropas muy ajustadas.

Es importante considerar qué tratamientos de componente hormonal como los anticonceptivos orales contribuyen a su aparición y a complicaciones de las mismas.

Para el tratamiento de varículas y varices de las piernas contamos con dos herramientas: el láser vascular y la escleroterapia con microespuma.

Con el láser vascular se provoca un daño por calor sobre la vena. Eso provoca su coagulación y la desaparición del vaso.

La escleroterapia con microespuma consiste en inyectar en las venas afectadas una sustancia química en forma de espuma que en contacto con la pared de la vena la irrita y la daña.

En consecuencia, la vena sufre una fibrosis y finalmente desaparece (el cuerpo la reabsorbe).

Ambos tratamientos los podemos usar de forma individual o combinada en función de las características de la variz. Habitualmente las sesiones duran entre 30 y 60 minutos y puede ser necesario repetirlas.

Consúltanos

Acepto la Política de Privacidad

Clínica especialista en eliminación de varices en Madrid