Higiene facial con punta de diamante y radiofrecuencia

La microdermoabrasión con punta de diamante es un tratamiento de exfoliación de la piel, no invasivo y uno de los tratamientos de belleza más actuales. Se trata de un micropeeling mecánico que va exfoliando la piel con diversas intensidades.

A su vez limpia la piel con un aspirador extrayendo las células ya exfoliadas. De ésta forma la piel se va puliendo de forma gradual y por capas.

Dicho peeling o exfoliación provoca la regeneración celular, y el incremento de la producción del colágeno, con lo que la piel queda más suave.

Es un procedimiento que logra mejorar el estado de la piel haciéndola mas luminosa, tonificada y joven. También consigue mejorar el estado de manchas, cicatrices, arrugas finas y acné

Limpieza de Cutis

Con el tiempo, la piel tiende a acumular residuos en forma de descamación de las capas superficiales, puntos negros y diversas imperfecciones. Aun cuando mantengamos un ritual diario de limpieza es necesario completarlo con una limpieza profesional que nos ayude a tener una piel limpia y luminosa. Este tipo de limpieza profesional nos elimina los puntos negros, la piel muerta y nos reduce el tamaño de los poros.

Antes de empezar, analizamos tu tipo de piel, para así elegir los productos y protocolos que mejor se adapten a tu tipo de piel.

Es recomendable hacerlo al menos en cada cambio de estación, unas 4 veces al año para mantener tu piel sana y en perfecto estado.

El tratamiento incluye: limpieza profunda, extracción de poros, exfoliación, aplicación de mascarilla y masaje facial relajante.

Radiofrecuencia

Consiste en la aplicación de energía en forma de calor para depositarla en la capa profunda de la dermis. Esto genera un acortamiento del colágeno existente y un aumento de la producción de nuevo colágeno (que se va perdiendo con la edad) por los fibroblastos.

Produce un efecto de tensión, rejuvenecimiento y luminosidad sobre la piel tratada.

La radiofrecuencia puede ser utilizada tanto a nivel facial como corporal y combinada con otras técnicas.

Es una técnica no invasiva y uno de los procedimientos de rejuvenecimiento no quirúrgicos más en boga en estos momentos.

La radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo y causa un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor. Este aumento de temperatura, que se produce de dentro hacía fuera, favorece:

> La formación de nuevo colágeno y el tensamiento del ya existente.

> El rejuvenecimiento de la zona tratada.

> El aumento de la microcirculación de la zona.

> La eliminación de las zonas adiposas localizadas.

> La mejora del drenaje linfático.

Tratamiento y Protocolo

A nivel facial se realizarán 6 – 8 sesiones, de 20 a 40 minutos para conseguir un rostro firme y sin arrugas. El tratamiento de radiofrecuencia aporta oxigenación a la piel y disminuye las bolsas y ojeras, obteniendo un efecto de luminosidad natural.