Unidad de cáncer de piel

La prevención y la detección precoz son fundamentales

Los cánceres de piel (melanoma, carcinoma basoceular, carcinoma espinocelular….) están claramente en aumento desde hace ya varias décadas. Estadísticamente, una de cada cinco personas acabará en algún momento de la vida desarrollando alguno de estos tumores. Es por esto que personas y organismos de salud estén tomando conciencia de este problema y desarrollen esfuerzos tanto al tratamiento como a la prevención y detección precoz.

Para prevenir su aparición debe protegerse diariamente de forma adecuada del sol y consultar en caso de que aparezcan lesiones en la piel.

Es importante la valoración por parte del especialista de sus antecedentes familiares y personales.

La sospecha clínica se hace mediante inspección en consulta, si bien el diagnóstico definitivo se confirma mediante una biopsia de la lesión sospechosa.

Muchos de esos tumores se curan mediante cirugía, si bien algunos más extendidos en el momento del diagnóstico o más agresivos pueden necesitar de tratamiento con radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia, o combinaciones de ellas.