Vitiligo

El vitíligo es una enfermedad que cursa con una despigmentación de la piel debido a la destrucción de melanocitos. La causa de la enfermedad  es desconocida pero se considera un trastorno con cierta base genética y múltiples mecanismos implicados, entre ellos, un componente autoinmune.

Aunque no se considera una enfermedad propiamente infantil, el 50% de los pacientes presenta su primera lesión antes de los 20 años de edad.

¿Cuál es el curso de la enfermedad?

El vitíligo generalizado suele ser lentamente progresivo, y aunque puede repigmentarse de forma espontánea, suele ser raro. La evolución es impredecible y no es raro que los pacientes refieran un avance de la enfermedad en periodos de estrés físico o psíquico.

En cuanto al vitíligo segmentario suele ser rápidamente progresivo y responder peor al traramiento pero normalmente no evoluciona a la forma generalizada.

¿Cómo se trata?

Con el tratamiento se ayuda a repigmentar la piel. Hay zonas como los dedos, manos, pies y zonas sin vello que responden peor.

Entre las opciones disponibles encontramos:

Tópicos

Muchas veces empleamos corticoides tópicos e inmnomoduladores: tacrolimus y pimecrolimus.

Sistémicos

Fototerapia, exponiendo la piel a radiación ultravioleta como el UVB de banda estrecha, con mejor tolerancia que la terapia con PUVA.

Pulsos de corticoides vía oral en formas rápidamente progresivas.

También pueden añadirse antioxidantes orales como complemento al tratamiento.

Injertos de melanocitos autólogos

En casos muy extensos, se pueden realizar tratamientos despigmentantes.